Proyecto

Las eras de Ciadueña

Enlaces de interés

Link interactivo

Ver


Link sketchfab

Ver


Link audiovisual

Ver

El yacimiento de “Las Eras” de Ciadueña es un referente para el estudio del urbanismo Celtibérico en el valle del Duero. Desde su identificación en el año 2008 como ciudad del periodo celtibérico hemos dirigido varias campañas de excavación dentro de un proyecto de investigación financiado por el Servicio de Planificación y Estudios de la Dirección General de Patrimonio y Bienes culturales de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, concentrándose los trabajos en el cuadrante noroeste, donde las estructuras presentan una mejor conservación.
Las fases finales del mundo celtibérico estuvieron protagonizadas por ciudades-estados, centros políticos y económicos desde donde se controlaban a los pobladores y los recursos económicos del entorno. En la zona del alto Duero el conocimiento arqueológico que tenemos de ellas es muy limitado. Las ciudades mejor investigadas tienen reocupaciones de época romana que han destruido la mayor parte del registro arqueológico de estos momentos, es el caso de Numancia, Uxama o Tiermes. En los casos que no existen reocupaciones modernas se han localizado restos muy alterados por la erosión del yacimiento (Segontia Lanca), o se excavó una superficie muy reducida (Los Villares de Ventosa de la Sierra).

La información que está aportando la ciudad localizada en Ciadueña se convierte así en el mejor referente de las ciudades de este periodo para este área geográfica, y dado el estado de conservación de las estructuras constructivas para todo el ámbito celtibérico y meseteño.

Hasta ahora este yacimiento ha aportado un gran cúmulo de información sobre los espacios domésticos, tanto sobre las técnicas constructivas empleadas, y por lo tanto de los acabados y el aspecto de las viviendas; como sobre la utilización de las diferentes estancias que las componen y la distribución de las estructuras interiores y los objetos en el momento del abandono, que permite un acercamiento a como circulaban entre los diferentes espacios y las actividades que desarrollaron sus moradores.

De todo ello esta emergiendo una nueva visión de estas ciudades, con una densa trama urbana de casas adosadas de compartimentaciones internas complejas, con cuidados acabados, enlucidos de paredes de barro o marcos de madera en las puertas, y techumbres horizontales con una estructura de maderos cubierta con barro, que esta cambiado nuestra visión del paisaje urbano de estas ciudades que se edificaron, como muy tarde, a finales del siglo III a. C.